himalaya1
Los cultivadores buscan los lugares más alto para cultivar la sagrada planta / imagen: nationalgeographic.com

Después de cultivar la marihuana indica, los cultivadores pasan horas frotando la resina de la planta contra sus manos para crear el “Charas”, un tipo de extracción “hachís” que es considerado el mejor en el mundo. Puede llegar a costar casi 20 dólares el gramo en occidente. El Cannabis es ilegal en la india, pero la gran mayoría de los aldeanos se han introducido en el negocio de manufacturar el “Charas” por necesidades financieras.

himalaya3
Los aldeanos producen un tipo de extracción llamada “Charas” que se produce frotando partes de las planta en sus manos / imagen: nationalgeographic.com

El “Charas” se esta convirtiendo en un elementos valioso de consumo a cada caño, pero los cultivadores aun mantienen una vida sencilla. La mayoría de los campos son pequeños, y se necesitan 50 cogollos de marihuana para producir solo 10 gramos de “Charas”

himalaya4
Luego de años de educación, muchos niños salen en busqueda de conocimientos avanzados hacia otras villas, muchas veces debes caminar horas. / Imagen: nationalgeographic.com

Los Sadhus – hombres espirituales que viven en los Himalayas y que trabajan en la meditación, fueron los primeros en inventar el “Charas”. Cuando los hippies comenzaron a seguir a los sadhus a través de las montañas en los años 70, lo locales, que habían estado fumando una mezcla en bruto de resina y otra partes de la planta, comenzaron a hacer “Charas” también. Ellos siguieron la misma técnica que se practica hasta hoy en día para producir en lo que se estima en ser aproximadamente una tonelada al año. No existe una figura oficial en la india que realice la producción de “Charas” o el cultivo de Cannabis. El gobierno hindú nunca ha realizado una encuesta a gran escala para evaluar la producción de marihuana dentro de su país, ya que esto es considerado ilegal.

himalaya5
Una mujer local baña a su nieto en un tandoori (estufa a leña) en su casa. / imagen: nationalgeographic.com

Como la planta de marihuana, es una planta nativa, es difícil para la fuerza policial rastrear a los productores que continuamente se mantienen en movimiento hacia lugares más altos para escapar de las redadas. Miles de familias en la región viven gracias a la producción de “Charas”. Los cultivadores le venden el extracto a los extranjeros, pero también los hindúes de las grandes ciudades. La demanda crece, nuevas hostales y lugares para consumir “Charas” nacen cada temporada.

himalaya6
Dos hombres acarrean sobre sus espaldas marihuana recién cortada del campo. Les toma horas poder llegar a su casa. / imagen: nationalgeographic.com

Aunque el trafico de drogas es intrincado y avanzado, la mayoría del tiempo el ambiente es tranquilo en esta parte de las montañas. La vida sigue el ritmo de la naturaleza. Los pueblos dispersos en las laderas del Himalaya se componen de casas de colores oscuros con techos hechos de losas de pierda delgadas. Existe una toma central para el agua, un antiguo templo, y algunas tiendas que venden jabón, cigarrillos, las legumbres, arroz y el harina.

himalaya7
Una niña mira la cima de una montaña luego de una tormenta de nieve atacara la villa y la dejara sin electricidad. / Imagen: nationalgeographic.com

La historia del Cannabis en la India tiene más de mil años. Es mencionado en los textos sagrados de los Veda. Existe el mito que dice que el Señor Shiva se sentó a meditar en los picos nevados de la cordillera del Himalaya, alimentándose de flores de marihuana. Sin embargo, hoy en día, todo ha cambiado y se basa en los negocios, con la venta de los aldeanos “charas” para poder sobrevivir.Las comunidades del Himalaya son muy orgullosas y reservadas. Sus extenuantes trabajadores, viven en condiciones extremas y, a menudo sin otras opciones para elegir. Muchos agricultores incluso nunca han cultivado nada legal en su vida.

himalaya8
Una mujer local lleva una mata de marihuana sobre su cabeza mientras extrae resina de sus manos. / imagen: nationalgeographic.com

“Es hora de que el Gobierno de la India deje de ser un esclavo de las políticas respaldadas por la ONU: desde 1985, el consumo de cannabis y el cultivo sólo ha proliferado. La prohibición ha fracasado”

himalaya10
Niños de la aldea jugando en la cornisa de la montaña. Muchos de ellos mientras los padres salen a trabajar quedan solos durante todo el día. / imagen: nationalgeographic.com

El cultivo, la producción, el uso, el contexto, todo está impregnado de espiritualidad y religión. Junto con muchos otros países, la India se unió a la lucha mundial contra las drogas en 1961 mediante la firma de la Convención Única de Estupefacientes de la ONU. Pero no todos estaban dispuestos a abandonar la marihuana, que ha sido durante mucho tiempo parte de los rituales religiosos y festividades. Tardó más de 24 años para la India el poder traducir su compromiso con la ley. El país prohibió el Cannabis en 1985. “Casi 400 de los 640 distritos de la India tienen el cultivo de Cannabis”, dice Romesh Bhattacharji, Ex comisionado de narcóticos de la India. “Es hora de que el Gobierno de la India para dejar de ser un esclavo de las políticas respaldadas por la ONU: desde 1985, el consumo de Cannabis y el cultivo sólo ha proliferado. La prohibición ha fracasado “.

himalaya11
Musicos tocan en la celebración del matrimonio de uno de los aldeanos. / imagen: nationalgeographic.com

“La obligación de eliminar de Cannabis en los países con el uso tradicional generalizada es un claro ejemplo del pasado colonial de la Convención [de la ONU],” dice Tom Blickman, de los holandeses de reflexión Transnational Institute. “Nunca pasaría hoy en día.”

himalaya12
Un cultivador en una montaña cultivada con cannabis. / imagen: nationalgeographic.com

Que opinas?