Charlotte Figi, que actualmente tiene 7 años, nació con un tipo extraño y severo de epilepsia llamada Dravet. Esta se manifestó cuando solo tenia 3 meses de edad durante un baño de tina, el ataque duró 30 minutos aproximadamente.  En el hospital no lo identificaron como epilepsia, sus padres Paige y Matt explican: “Nosotros solo pensábamos que era un ataque aleatorio, le hicieron miles de exámenes pero no encontraron nada y nos mandaron a casa”.

A la semana siguiente Charlotte tuvo otro ataque, esta vez mucho más largo y fue solo el comienzo. Los  meses que continuaron Charlotte tenia ataques que duraban entre 2 a 4 horas y fue hospitalizada innumerables veces. Los doctores estaban perplejos, los exámenes de sangre eran normales, sus chequeos normales. Los doctores le dijeron a sus padres que los ataques se irían por si solos, pero no fue así , continuaron cada vez más intensos, y las hospitalizaciones más largas, hasta que un doctor le diagnosticó el síndrome de Dravet, el cual lamentablemente provoca que los ataques no sean detenidos  por drogas o fármacos, solo suavizados.

Los ataques  de epilepsia en los niños puede causar desordenes en las conexiones del cerebro y puede generar problemas de memoria y dificultades para aprender. Entre más intenso el ataque mas probabilidades existe que el daño cerebral sea permanente. Charlotte a la edad de 2 años consumía más de 7 drogas, algunas de ellas de alto calibre y otras altamente adictivas como barbitúricos y benzodiacepinas, que producen efectos sedantes e hipnóticos. Con más de 300 ataques a la semana, sumado  con usuales paros cardiacos, se mantenía en silla de ruedas,  se alimentaba por vía intravenosa y apenas podía hablar, sus padres se encontraban desesperados, lo habían intentado todo hasta ese momento.

Charlotte figi sufría de más de 300 convulsiones diarias y no podía caminar

 

La Madre de Charlotte, Paige, siempre votó en contra de la legalización del Cannabis pero las vueltas de la vida la hicieron cambiar de opinión. Desde que el estado de Colorado aprobara el registro y la utilización del cannabis medicinal, muchas familias se han mudado para tratar a sus hijos, padres y familiares de diferentes tratamientos que van desde el cáncer, glaucoma, S.I.D.A. y espasmos musculares, etc. Pero la edad promedio de estos pacientes es de 42 años, solo existen 39 pacientes que son menores de 18 años, esta vez seria un caso excepcional.

Es así como encontraron la organización “Realm of Caring”, un grupo dedicado a producir un tipo de Cannabis con altos niveles de CBD y bajo porcentaje en THC llamada R4, de la familia de las ruderalis, que ayuda a disminuir los síntomas de epilepsia, los padres de Charlotte decidieron que esta sería su mejor opción.


¿Por qué tuvimos que ser nosotros los que salimos a buscar esta cura? esta cura natural? ¿Como los doctores no conocían esto?


Ellos estaban dispuesto a todo lo que fuese necesario para mejorar a su hija y así fue. Mucha gente se opone a administrar cannabis a niños pequeños por el dilema moral que se genera, además se encontraba el miedo que sentían sus padres a estar utilizando una sustancia que es considerada federalmente ilegal, pero siguieron adelante. Comenzaron a proporcionarle pequeñas dosis de aceite de CBD mediante la comida, eran pioneros en esto, conejillos de indias ¡pero los resultados fueron asombrosos! a la primera hora no tuvo ningún ataque como los solía tener, “pensamos que solo era una anomalía y que pronto volverían” pero los ataques desaparecieron por una semana completa! Sus padres no lo podían creer, lo habían intentado todo, desde dietas, hasta drogas legales y experimentales, pero nunca se esperaron que el poder de una simple planta fuera tan maravilloso.

Al año y medio del tratamiento con CBD, los ataques se redujeron al 99%, y sin depender de ningún otro tipo de medicación, ya se puede alimentar por si misma y no solo eso, ya puede caminar y montar su bicicleta!, eso demuestra que su cerebro se esta recuperando. Sus padres se encuentran maravillados
“No la había escuchado reirse por meses, ni menos hablar, solo sus llantos. Imagínatelo como te sientes siendo padre, nunca me la hubiera imaginado haciendo las cosas que ahora puede hacer, no lo tomo por sentado, cada día es una bendición y añade ” Mi pensamiento ahora es, por qué tuvimos que ser nosotros los que salimos a buscar esta cura? esta cura natural? como los doctores no conocían esto? como nunca nos informaron? ahora solo quiero gritarlo a los 4 vientos y que otros padres sepan que esta es una opción fiable”.

charlotte2
Ahora han montado un cultivo familiar llamado “Charlotte Web” en honor a su hija, en el que tratan y comercializan este tipo de marihuana con bajo porcentaje de THC y alto en CBD, para uso terapéuticos, en él se encuentran en tratamiento más de 41 pacientes, cada semana reciben nuevas familias en busca de una forma viable para el tratamiento de epilepsia para sus niños, ya que ofrece una alternativa saludable, lejos de los efectos colaterales de las drogas y que ayuda a los pequeños a vivir una vida normal, llena de felicidad, ellos se llaman así mismos “Marihuana refugees” .(los refugiados de la marihuana)

Cada día historias sorprendentes van apareciendo sobre los usos maravillosos del Cannabis, sus beneficios están más que comprobados, ahora es solo cosa de tiempo para que las leyes de cada país cambien, para que así nuevamente la planta vuelva a ser libre y ayude al desarrollo del ser humano, como siempre a habido de ser.

Buenos humos!

1 Comentario

  1. Eso, lo que tu estas diciendo yo te lo puedo afirmar que es verdad. Yo cuando tenia 8 años me caí de la cama ,todas las epilepsias que podian existir… yo las tenia ….. cuando cumplí 18 años dejé de tomar mis medicamentos y a los 19 años nadie me hiso probar, yo solo planté. En resumida cuenta, a todo esto yo me controlaba en Santiago de chile porque donde yo vivo nadie me detectaba mi enfermedad, todos los año me iba a controlar a Santiago, la cosa es que a los 23 años, en mi ultimo control de la vida por así decirlo, el doctor de toda la vida que desde los 8 año que me controlaba se le pusieron los ojo llorosos y me dijo: “hijo tu ya no tienes epilepsia” y me empezó hacer preguntas como todos doctores y me dijo: “hijo te tomabas las pastillas? y yo le dije no doctor la deje de consumir a los 18 y y el doctor no lo podía creer y yo lo único que le dije doctor yo a los 19 empece a consumir marihuana, doctor la marihuana me corto la epilepsia…en fin. ( ahora la pregunta ¿es la marihuana te sana la epilepsia? si es verdad no es cuento ) y ese es mi historia de vida con la marihuana

Que opinas?