EL PLANETA LIBRE

0
1992

¿se imaginan como sería el mundo si no existiera el dinero? Se acabarían las guerras, las hambrunas, la miseria y todos viviríamos en armonía. Así es el planeta libre que nos muestra la directora francesa Coline Serreau, aunque similar a la Tierra y con individuos iguales a los humanos, este planeta está muy evolucionado. Las personas ahí ya tienen funciones mentales desarrollas como la telepatía y su población vive en un perfecto equilibrio. Con su avanzado control mental tienen la facultad de viajar a otros planetas, pero nadie quiere visitar la Tierra porque nos consideran muy primitivos por funcionar en base a un sistema financiero que nos destruye y maltrata al medioambiente. Pero Mila se ofrece de voluntaria para ver que está pasando con nosotros y viaja a Francia para encontrar un mundo muy diferente al suyo.

Las personas en este lugar tienen funciones mentales desarrollas como la telepatía y su población vive en un perfecto equilibrio

Espero que encuentres un momento de tranquilidad y de buena compañía o de buena soledad para disfrutar de esta peli, que de todas maneras te dejará pensando en la forma en que estamos viviendo nuestras vidas. Que la disfrutes, y estoy seguro que la traducción españolísima te va a sacar algunas risas, y hay una sorpresa para los futboleros, un clásico como ninguno. Así que preparen uno bueno, enciendan la mente, y disfruten.

Somos todos hermanos.

No había oído hablar de esta película del 96′, hasta que Bongazo me la recomendó al vuelo, y ahora se las pude compartir a todos ustedes. La premisa es muy buena, y si la observas con atención, podrás entender por qué necesitamos desconectarnos de un sistema financiero que nos aleja cada vez más de nuestras raíces. Creo que la humanidad completa está viviendo una etapa de transición, y me doy cuenta que lo que me gustaría es algo más allá de la liberación de la planta sagrada, me gustaría la liberación mental de todos. Somos libres, pero el juego social en el que habitamos nos llena de miedos e inseguridades que nos hacen perder la noción de la verdadera razón por la que estamos en este planeta, dejándonos ciegos a la verdad. La represión se vuelve natural cuando la adoptamos con gusto, pero como dice el dicho “no hay mal que dure cien años”(tal vez mil en nuestro caso), y ya es momento de despertar. En el amor encontraremos las respuestas que necesitamos, solo hay que saber buscar. Sigan elevándose que sin equipaje se viaja mejor.

Que opinas?