Desde la parte más oscura de la psiquis, en donde aparecen los demonios que destruyen a la mayoría de los hombres y mujeres, H.R. Giger logró encontrar una fuente de inspiración para sus obras; erotismo, figuras religiosas, organismos mecánicos, sexualidad subliminal son algunos de los elementos que podemos encontrar frecuentemente en ellas. 

El  lunes 12 de mayo de 2014 Giger cayó por las escaleras de su casa  en Zúrich y dejó la dimensión terrenal a la edad de 74 años.

Nacido el 5 de febrero de 1940 en Cória, Cantón de Grisoria Suiza,Hans Ruedi Giger comenzó a trabajar en decoración de interiores en 1966, dos años después se dedicó exclusivamente al   y al año siguiente en el 68’ expuso sus primeras obras, participando también en el cortometraje Swissmade. Durante esa época compartía una relación sentimental y profesional con la artista Li Tobler, con quien realizó varios cortos. En 1975 Li se suicidó, y esto produjo una evolución en el arte de Giger que desde un comienzo fue marcado por una fascinación por la oscuridad. Posteriormente se casó con Mia Bonzanigo en 1976 y se separaron un año y medio después.

Giger trabajando en el arte del film “Duna”.

En 1975 por recomendación de Salvador Dali, Alejandro Jodorowsky, el psicomago y cineasta chileno solicitó que Giger se uniera al equipo que daría forma al proyecto “Duna” que aunque no llegase a concretarse de manos de estos artistas, se creó la oportunidad para que Dan O’Bannon, guionista y diseñador, pudiese hacer la conexión entre la visión de Giger y las necesidades estéticas para el proyecto Alien a principios de 1978.

El Alien de Giger.

Desde 1979 Giger fue conocido mundialmente por crear la criatura Alien junto a Carlo Rambaldi, además de algunos escenarios de la película Alien, el octavo pasajero deRidley Scott, basándose en algunas obras anteriores como  el Necronom V. Su le dio el premio Oscar al mejor diseño  escénico en 1980.

Posteriormente trabajó en cine retratando la parte oscura de la película Poltergeist II en 1986, pero no quedó muy satisfecho con el resultado. En 1992 colabora nuevamente en el proyecto Alien para su tercera parte, junto al director David Fincher. Ese mismo año trabaja en el diseño del videojuego Dark Seed.

También participó en los diseños de Especies, película del 1995, siendo estos usados en muchos discos y portadas de libros. Ese año vuelve a participar en el mundo de los videojuegos en Dark Sedd II.

Su trabajo más reciente en el ámbito cinematográfico fue para el film Prometheus en el 2012, , nuevamente colaborando con Ridley Scott.
Una de las piezas de la serie Necronomicon.

Giger utilizó el arerógrafo como su principal pincel para dar forma a sus oscuros paisajes y bizarros seres. Jugando entre el surrealismo y realismo mágico, Giger tuvo como gran inspiración la obra de Dalí con quién compartiría en vida. Parte de su trabajo, en especial la serie Paisajes psicodélicos (1971), tiene como fuente de inspiración las visiones producidas por el opio, lo cual desarrollaría su trabajo sobre lo orgánico fusionado con lo mecánico, organismos definidos por el artista como Biomecanoides que comenzaron en 1968 y darían fruto a la serie sobre El Necronomicón.

La simbología sexual es una gran fuente de inspiración apreciable en gran parte de su obra, mostrando en muchas ocasiones formas fálicas y genitales femeninos dentro de un halo oscuro y demoniaco, como si se nutriese de sus más terribles pesadillas para generar su arte. En la obra de Giger podemos encontrar la influencia de artistas de tendencia fantástica, simbólica, expresionista u onírica como Johann Heinrich Füssli, Alfred Kubin, Bruno Schulz o de corte surrealista como Ernst Fuchs, Jean Cocteau, Roland Topor oSalvador Dalí, entre otros. Sus exposiciones tanto individuales como conjuntas datan de 1962 al 2007 dejando un impresionante legado  de su visión artística.

Portada del Album KooKoo de Debbie Harry.

En la música, Giger compartió su arte para las portadas de discos de bandas como Emerson (73’), Magma (77’), Debbie Harry (81’ dirigió los “Backfired” y “Now I Know You Know”), Celtic Frost y Dead Kennedys (85’),Steve Stevens (89’), Atrocity (90’), Danzig (92’), Carcass y Hide (94), Dr. Death(99’) y Triptykon (2010 y  2014).

A partir de 1990 Giger desarrolló sus facultades en la escultura que se pueden apreciar en el museo dedicado a su obra, el HR Giger Museum de Gruyères en Suiza. Una de las obras más célebres es una variante a gran tamaño de su Máquina paridora.

“Hans Ruedi” Giger pasó a mejores vidas dejando un legado que inspiró la estética del arte desde finales del siglo XX hasta la fecha. Su capacidad creativa demuestra como la luz reluce sutiles intensidades cuando se encuentra en la cruda oscuridad. Los juegos de sombras entre las lacerantes imágenes producen una morbosa sensualidad que penetra en la mente de quienes aprecian el arte que encuentra una armonía en el exceso. En muchas ocasiones logra desencajar los parámetros de estética de los que se sirve la mayoría, y su genialidad radica en proponer una corriente artística que traduce estas zonas de oscuridad, que todos tenemos, en algo hermoso.


1 Comentario

Que opinas?