N

uevos estudios de la Universidad de Florida del Sur, indican que la encontrada en los “honguitos mágicos”, gatillan el crecimiento de nuevas células cerebrales, y borran memorias traumáticas en ratones.

Los estudios muestran que los ratones tratados con bajas dosis de psilocibina muestran un significativo crecimiento de nuevas células cerebrales, porque los hongos se adhieren a un receptor que estimula el crecimiento de células del cerebro, y la formación de memoria a corto plazo.

Hongos creciendo en sustrato.

Para el experimento, se utilizó ratones de laboratorio entrenados para temer un shock eléctrico cuando escuchasen un ruido asociado al shock. Los roedores dejaron de reaccionar al sonido, después de bajas dosis de psilocibina, mucho más rápido que los ratones que no recibieron psilocibina.

Este descubrimiento podemos víncularlo con la teoría evolutiva de Terence Mckenna, donde sugiere que la evolución humana fue iniciada por los beneficios de expansión mental de las experiencias psicodélicas.

La detrás del tratamiento de psilocibina para la depresión es la siguiente; los individuos deprimidos presentan una típica sobre actividad prefrontal en la regiones del cortex en el cerebro, y la psilocibina lo que hace es calmarla, y de esta manera el cerebro empieza a funcionar de manera normal.

Muchos investigadores están ansiosos por utlizar las propiedades de los hongos mágicos para tratar problemas mentales como el TEP (Transtorno de estrés postraumático) y depresión crónica. Pero mientras los hongos sean ilegales, no podrán experimentar con sus beneficios.

A pesar de ser inofensiva, tener un impresionante potencial médico y la habilidad de producir fenomenales experiencias místicas y espirituales, prácticamente todos los gobiernos alrededor del mundo han cosiderado a la psilocibina como ilegal. Para quienes deseen experimentar el “viaje” que ofrecen los honguitos mágicos, deben tener en consideración la información disponible. Ya sea por razones recreacionales, medicinales o una búsqueda espiritual hay algunos consejos que son de gran valor. Como los que proponen y Richard Alpert (los precursores de las investigaciones con psilocibina en los años 60`), es fundamental el estado emocional y el ambiente (set and setting) para encauzar una experiencia positiva. Un ambiente relajado que permita disfrutar plenamente de un estado mental alterado es necesario, idealmente con gente que conozcas y ojalá que alguien esté sobrio, por cualquier eventualidad. El estado mental previo es primordial, para poder tener un “buen viaje”, se debe ir ligeros, sin problemas que llenen la cabeza, sin preocupaciones y con la capacidad de dejar de tener el control sobre las cosas, para que la conciencia pueda fluir libre.

Los colores y las luces se desbordan.

En varias ocasiones tuve excelentes viajes, que me ofrecieron grandes enseñanzas, pero en una oportunidad pude ver como alguien muy querido que viajaba conmigo comenzó a caer en el mal viaje y tuve que hacer todo lo posible por cambiar el rumbo de la experiencia. Creo que el primer argumento que se le debe dar a alguien que esté cayendo en el miedo, es dejar en claro que al igual que la , los honguitos no han reportado una sola muerte por su uso. Y como sea, hay que buscar la manera de mostrar lo hermoso que puede ser percibir la realidad con los sentidos aumentados. Por ejemplo con  música armoniosa (de gusto del viajero), idealmente en un escenario que permita disfrutar del contacto con la naturaleza, si la persona es usuaria de Cannabis, también es un buen acompañamiento. Es posible cambiar el curso de un mal viaje, cambiando el estado emocional de la persona. Hay que lograr crear una sensación de seguridad, tranquilidad y de buenas vibras.
Para ayudar a establizar a alguien que desea que paren los , es bueno tener comida rica en grasas (chocolates, quesos y lácteos) y mucho líquido. El efecto después de comer honguitos comienza entre los 10 y los 40 minutos, y si lo ingieres como infusión, el efecto empieza más rápido, al rededor de 20 minutos. El viaje puede durar entre 2 y 6 horas, dependiendo de la dosis. Así que recuerda tener una preparación previa, para poder disfrutar de una experiencia que te cambiará para siempre.

Champiñon, Amanita Muscaria y Psilocybin Cubensis.

 

Que opinas?