LA INDUSTRIA DE LA MARIHUANA FLORECE EN URUGUAY

Más de 20 tiendas relacionadas con Cannabis han abierto sus puertas en Montevideo, la capital, desde el año y medio que ha pasado desde que Uruguay se convirtió en el primer país en regular el autocultivo y venta de Marihuana.

0
3067

Desde la puesta en marcha de la nueva ley que regula el Cannabis, los ciudadanos uruguayos y residentes pueden comprar hasta 40 gramos de Marihuana mensual de las farmacias o cultivarlas por ellos mismos en sus hogares o ser miembro de un club de Cannabis en donde todos pueden participan de los cultivos.

Mucha gente ha dejado de comprar en el mercado negro. Ahora cultivan en casa o en un club. Así que parte del dinero que antes iba al narcotráfico ahora va a la comunidad, creando nuevos empleos.

Juan Vaz, cultivaba Marihuana ilegalmente, hoy le pagan por hacerlo y además está a cargo de un club de Cannabis.

 

 

 

 

 

Actualmente en Uruguay existen más de 20.000 cultivadores de Ganjah y 15 clubes cannábicos autorizados que pueden cultivar hasta 99 plantas cada uno.

Urugrow es el primer Growshop establecido que ahora invierte en publicidad cannábica.

Urugrow es el primer Growshop establecido en Uruguay y desde la legalización del Cannabis sus competidores se han multiplicado, por lo que han tenido que hacer sus mayores inversiones en publicidad para mantener la presencia de su marca en el mercado. Con el surgimiento de un nuevo segmento de turistas que buscan comprar productos relacionados con el Cannabis además del público local que busca todo lo necesario para sus cultivos y para su estilo de vida cannábica se ha creado una creciente demanda por todo lo relacionado a la Weed que aún está lejos de ser satisfecha.

Esto es solo el comienzo. El mercado está abierto para todos.

Marcelo Cabrera, partner del nuevo Growshop “Tu Jardín”.

 

Los inversores más ambiciosos están investigando como sacar provecho a los elementos no psicotrópicos del cañamo, para la producción de biocombustibles, textiles, comida y cosméticos.

“Todos quieren cáñamo, todos quieren productos de Cannabis. Somos testigos del nacimiento de un mercado global de Weed”. Fabio Bastos

El emprendedor brasileño Fabio Bastos espera su primera cosecha en Junio del 2016 para las 40 hectáreas que ha plantado, una mitad para producción de fibras y la otra mitad para investigación científica para los usos medicinales del Cannabis. Toda su producción ya ha sido comprada. Sedina es el nombre de la compañía de Fabio que fue inaugurada hace un año con una inversión de $150,000 USD y ahora está evaluada en $5 millones de dólares. Actualmente realiza exportaciones de Cáñamo a China y a Canadá y espera expandirse a Brasil.

Es posible apreciar un ambiente ideal para el crecimiento de la industria del Cannabis en Uruguay. En donde siguen surgiendo nuevos emprendimientos cannábicos para un público cada vez más especializado. Aunque si bien aún falta la implementación de las farmacias que venderán Marihuana medicinal, esto ha favorecido a un incremento en las ventas para los growshops y  todo esto en su conjunto ha significado una fuente nueva de ingresos para las comunidades.

 

Que opinas?