LA LECHE MATERNA TIENE CANNABINOIDES

Ya aprendimos que internamente el cuerpo humano tiene un sistema llamado endocannabinoide que está a la espera de algunos componentes de la Marihuana, como el THC y el Cannabidiol para comenzar a funcionar. Pero ahora la ciencia demuestra que la primera vez que este sistema comienza a trabajar es gracias a la leche materna.

1
4418

Después de nacer lo primero que aprendemos es a respirar a punta de golpes de manos del Doctor, luego es momento de aprender a buscar el alimento como instinto de supervivencia, y eso lo hacemos gracias a la leche materna que al contener cannabinoides nos abre el apetito por primera vez.

Nuestra madre es la primera en volarnos para que aprendamos a vivir conectados a la naturaleza.

Pero no solo eso, sino que al activar nuestros receptores de cannabinoides cuando somos tan solo bebés, la combinación de cannabinoides y otras sustancias nutritivas en la leche materna, protege a las células contra virus, bacterias dañinas, cáncer y refuerzan el sistema inmune. Esa relación entre el sistema endocannabinoide y el sistema inmune de nuestro cuerpo está dado por los receptores especializados CB2.

En el Diario Europeo de Farmacología (European Journal of Pharmacology) se presenta el estudio sobre los receptores endocannabinoides CB1 en la vida pre y post natal, el resumen de este estudio es el siguiente:

El sistema endocannabinoide y sus receptores tienen una influencia fundamental durante el desarrollo pre y post natal. Primero, altos niveles del endocannabinoide anandamida y los receptores de cannabinoides están presentes en la preimplantación del embrión en el útero, mientras una reducción temporal de los niveles de anandamida es esencial para la implantación del embrión. Segundo, los receptores CB1 despliegan una transitoria presencia en el área de masa blanca en el sistema nervioso pre y post natal, sugiriendo una participación de los receptores CB1 en el desarrollo cerebral. Tercero, los endocannabinoides han sido detectados en la leche materna y la activación de los receptores CB1 son fundamentales para la succión de leche de los ratones recién nacidos, aparentemente activando la musculatura motora oral. Cuarto, la anandamida tiene propiedades que protegen a las neuronas en el desarrollo postnatal del cerebro. Finalmente, la exposición prenatal a los componentes activos de la Marihuana (tetrahidrocannabinol) o a la anandamida afectan la función cortical prefrontal, memoria y comportamiento adictivo, sugiriendo un rol de los receptores endocannabinoides CB1en la manera en que se controlan estas funciones. Más observaciones sugieren que los niños son menos propensos a los efectos secundarios psicoactivos de los cannabinoides y anandamida que los adultos. Las implicaciones médicas de estos descubrimientos sugieren un promisorio futuro para los cannabinoides en la medicina pediatrica para enfermedades como la fibrosis quística o para las fallas no orgánicas de desarrollo.

Cuando nuestra madre deja de proveernos de los cannabinoides que necesitamos, la Marihuana nos ofrece los suyos para seguir funcionando de manera correcta como sistema humano, y cuando nos prohíben el acceso a ella, hay que pensar si las leyes de los hombres están por sobre las leyes de la naturaleza.

1 Comentario

Que opinas?