El nombre científico de estas pequeñas es Tetranychus urticae y miden entre 0,5 y 1 mm. Cuando aparecen lo hacen primero en el envés     de las hojas (la parte posterior) y se alimentan de la savia de estas. Cuando estas arañas toman confianza, algunas se trasladan a la superficie y comienzan   a construir telas de araña entre las hojas cercanas para poder moverse con mayor rapidez. Cuando han tomado el control de la planta logran envolverla completamente haciendo una especie de capullo. Puedes verlas a simple vista y mientras hagan de tu planta su comida, verás como las hojas se ponen de un color amarillento. Una forma común en que puede llegar está plaga a tu cultivo es cuando traes esquejes de otras partes, por eso es importante hacerles un tratamiento de desinfección a los clones que hayas adoptado.

Lo que atrae a estas pequeñas devoradoras son cultivos muy secos, o sea con baja humedad, menos del 50% y las temperaturas altas, digamos de 25 a 30º. Cuando tienen estas condiciones se reproducen de manera brutal. Una hembra roja puede dar a luz a 100 huevitos en su corta vida de 30 días. Desde que nacen, pasan 11 días antes que puedan reproducirse, lo suficiente para colonizar tu planta y comerse todas las hojas.

Las nenas están en problemas.

La mejor manera de solucionar este problema y no hacer un aracnicidio, es prevenir la aparición, manteniendo bien húmedo el cultivo, para eso podemos pulverizar constantemente el follaje. También podemos tener contenedores abiertos (botellas) con agua en nuestro cultivo. Tampoco hay que irse al chancho, porque si la humedad es demasiada podríamos generar hongos y ese es otro problema complicado. Existen humidificadores ultrasónicos que nos permiten determinar la humedad exacta deseada para los cultivos indoor. Los abonos altos en nitrógeno (N) favorecen a esta plaga, porque hacen que la planta crezca rápidamente y con tejidos muy tiernos, una sabrosa tentación para las pequeñas rojas.

“A las arañas rojas les encanta la weed y cuando llegan a tu cultivo es bastante difícil hacer que se vayan, pero existen algunas formas en que podemos decirles adiós a estas intrusas arácnidas.” 

Algunos productos que podemos encontrar en el mercado que nos ayudan a prevenir y combatir la plaga roja son:

  • Extracto de aceite de neem (Ain thc, azaprot)
  • Piretrina natural (expelex, pireprot)
  • Purin de ortigas con jabón potasico(urtifer con bioleat)
Las formas caseras de enfrentar a los indeseables invitados arácnidos son:
  • Pieles de cebolla repartidas por el suelo del cultivo, repele a estos mini vampiros de weed.
  • Infusión de helechos diluidos en agua para aplicar a principios de primavera.
  • Infusiones de ajenjo mezclado con silicato de sosa, rociando las hojas en primavera y otoño.

Si eres meticulos@ puedes ayudar a tu planta limpiando el envés de las hojas con un algodón mojado con alcohol de farmacia diluido con agua al 50%. Se debe repetir la operación todas las semanas hasta el final del cultivo.

Otra manera es llamar a los refuerzos de la naturaleza. Es posible adquirir a los ácaros depredadores naturales de la araña roja y que no gustan del Cannabis, estos son:
  • Amblyseius californicus
  • Macrolophus caliginosus
  • Phytoseiulus persimilis

Pero cuando la plaga se nos fue de las manos y nuestro cultivo se ve peligrosamente amenazado, lo mejor es recurrir a la química y buscar un acaricida que no afecte demasiado a las plantas y que sea de acción rápida. El recomendado es el acaricida Doble acción de Compo.

Si las arañitas rojas se invitan a degustar de tu planta mientras está cogollando, buscarán refugiarse entremedio de las flores haciéndose más difícil de eliminar.

 

1 Comentario

Que opinas?