Antes de convertirse en la droga psicodélica insigne del movimiento Hippie de los años 60 y 70, la Dietilamida de Ácido Lisérgico era utilizada por doctores especializados en psiquiatría para tratar enfermedades mentales como la esquizofrenia y adicciones a sustancias como el alcohol. Al igual que el Cannabis el LSD tiene usos recreativos y medicinales aunque con un factor de riesgo asociado más elevado que requiere mayor responsabilidad en su uso.

El nacimiento del LSD

Fue una sorprendente casualidad.

1983 en Suiza el Doctor Albert Hoffman logró sintetizar un hongo que crece en el centeno llamado cornezuelo. Esta sintetización en forma líquida fue denominada LSD-25. Y no fue hasta 1943 que accidentalmente el Dr. Hoffman experimentó los efectos del ácido cuando le cayeron unas gotas en la mano. Para comprender el potencial de esta droga el Doctor ingirió una altísima dosis que lo llevó a“viajar” bordeando la locura como lo relata en su diario de vida, pero pudo observar las posibles aplicaciones terapéuticas que luego serían exportadas a Estados Unidos para que un grupo de psiquiatras, entre ellos el Doctor Humpry Osmond quien dio origen al término “psicodélico” (que manifiesta el espíritu), pudieran utilizar la droga junto a sus pacientes, como bien los hacen los Chamanes en Perú que utilizan medicinas como el Ayahuasca junto a las personas que están sanando para empatizar por lo que están atravesando.

 

El ácido en la cultura Hippie y su prohibición 

El LSD se popularizó rápidamente en Estados Unidos y fue utilizado masivamente por los jóvenes de la contracultura que manifestaban su desaprobación a la guerra de Vietnam. El movimiento de Paz y Amor tomó como herramientas de expresión varias drogas como la Marihuana, LSD y cocaína entre otras. Woodstock fue tal vez el mayor hito de la generación Hippie en donde artistas como Jimmi Hendrix, Janis Joplin, Jefferson Airplane entre muchos otros, alcanzaron la cúspide de su música. El declive del movimiento Hippie fue en gran medida causado por el abuso de las drogas que  diluyeron la fuerza con la que había comenzado.

Tiren ácido no bombas
 
Las autoridades desestimaron las aplicaciones terapéuticas del ácido lisérgico en 1962 determinando la ilegalidad del uso de la sustancia. En consecuencia los psiquiatrías que habían obtenido resultados positivos al utilizar el LSD con sus pacientes tuvieron que abandonar  los tratamientos y se les prohibió seguir investigando. La guerra contra la drogas estaba comenzando a ser cada vez más radical. Solo el gobierno de EE.UU y los militares tenían permiso para utilizar el LSD que ahora tomaba el rótulo de “droga experimental”.
 

Después de 40 años se vuelve a utilizar el LSD para uso terapéutico 

Mucho tiempo tuvo que pasar para que investigadores en Suiza pudiesen volver a utilizar el LSD para tratamientos médicos. Sería en 2009 en donde varios pacientes que sufrían enfermedades crónicas y que tenían grandes dificultades en enfrentar la muerte obtuvieron los beneficios de “observar la realidad fuera de la caja” con efectos duraderos en la reducción de ansiedad gracias al ácido lisérgico. Las investigaciones fueron recopiladas y recientemente publicadas en  el Diario de Enfermedades Nerviosas y Mentales (Journal of Nervous and Mental Disease). El estudio concluyó que es necesario mayor estudio para analizar el potencial del LSD para asistir la psicoterapia para ayudar a reducir la ansiedad en pacientes que enfrentan enfermedades terminales. Este es un paso en la dirección correcta para permitir que este tipo de medicinas se utilice en la auto-sanación y en la psicoterapia.
Nuestros sentidos solo nos muestran un fragmento de la realidad.

SIEMPRE EL CAMINO MÁS SEGURO Y DE MAYOR    TRABAJO SERÁ EJERCITAR LA MENTE A TRAVÉS DE LA MEDITACIÓN.

 

 Hoy en día existen algunas instituciones que buscan utilizar este y otro tipo de agentes enteógenos para tratamientos específicos como es el caso de MAPS (multidiciplinary association for psychedelic studies) o el Instituto de investigación Heffter. El principal problema al adquirir LSD sin conocer su procedencia es que es muy difícil saber la pureza de la sustancia que generalmente viene mezclada con otras drogas, como anfetaminas por ejemplo.

Que opinas?