Cada planta maestra se ofrece como una herramienta diferente para cada propósito, por este motivo es importante que uno se aproxime con cautela hasta haber investigado todos los aspectos sobre el rango de efectos y consecuencias del uso o abuso. Sin importar cual planta maestra el estudiante haya decidido utilizar es primordial una adecuada preparación del cuerpo y mente por semanas o meses incluso, antes de tomar el “viaje”. Este proceso de preparación puede incluir practicar diariamente ejercicio físico, una dieta saludable y meditación. La persona debe estar preparada para una verdadera reconfiguración de su forma de entender y apreciar la realidad.

El libro “Plantas de los Dioses”, sus sagrados poderes sanadores y alucinógenos.

Algo fundamental para tener en consideración durante la experimentación con las plantas maestras es el “estado personal y ambiente” (set and setting). Tu estado personal se refiere al estado mental, emocional y de salud. Mientras que el ambiente hace referencia al lugar físico elegido para acceder a los reinos espirituales.

El estudiante de una planta maestra debe ser totalmente honesto consigo mismo sobre los conflictos reprimidos, emociones en conflicto o experiencias previas que pudiesen salir a la luz durante “el viaje“. Cualquier problema de autoestima o pensamientos negativos deben ser tratados antes de la experiencia, este trabajo previo facilitará la superación de fuerzas negativas durante la experiencia. El caso de los tratamientos para la depresión o condiciones similares, deben ser  supervisadas por alguien experto, idealmente un Shamán, que sirva de guía y contención. Adicionalmente, comenzar el proceso de transformación espiritual durante tiempos de mucho estrés, responsabilidades agobiantes o malestares físicos, pueden incrementar en gran medida las dificultades que uno enfrenta durante la experiencia. Entre más relajados y felices estemos para disfrutar la sabiduría de la naturaleza y su conexión con los universos interiores y exteriores, más agradable será la experiencia, y para aquellos que busquen luchar por encontrar el sentido perdido a su existencia, deberán ser fuertes y prepararse lo mejor posible, porque sin lugar a dudas les espera una gran sorpresa.

LA SABIDURÍA DE LA NATURALEZA A TRAVÉS DE SUS PLANTAS MAESTRAS

Solo veremos algunas de estas plantas, pues existen demasiadas como para abordarlas en un solo post, así que partiremos con esta selección de menor a mayor, según el poder de sus efectos transformadores.

El tabaco, es la planta maestra más común en nuestra sociedad moderna, pero no se distribuye ni se consume de una manera en que pueda ofrecer sus verdaderas enseñanzas. Puede ser utilizada en rituales para limpiar energías oscuras y espíritus, con efectos poderosos. Es posible utilizar el tabaco sin la necesidad de inhalar el humo para estos fines. Queda de más explicar los daños que puede producir en los pulmones su uso habitual si es inhalado.

Arte de Alex Grey.

La Cannabis Indica y Sativa, son las plantas maestras más accesibles y para los que deseen iniciarse en la expansión de conciencia por este medio, es la más recomendable. Su poder radica en expandir el rango de la sensaciones y de modificar la forma en que pensamos. La experiencia con Marihuana será diferente según cada persona, pero es una gran alternativa para quienes busquen una puerta a la espiritualidad. Es posible que derive en una curiosidad por mayores sensaciones. Al entrar en la sabiduría del Cannabis, el estudiante preparado puede obtener una visión introspectiva que permita un crecimiento personal, muchas es veces es como volver a comenzar, en el sentido que no logramos sentir ni pensar como solíamos hacerlo. Es posible descubrir mucho sobre uno mismo a través de la Marihuana, pero su uso responsable es crucial para obtener solo los beneficios, de otro modo su abuso (como cualquier otra sustancia) traerá consigo consecuencias negativas.

Los Honguitos Mágicos, Psilocybin Cubensis es un maestro del reino fungis que puede permitir al estudiante a entrar a las enseñanzas del reino astral de manera más intensa y profunda que el Cannabis, por ello requiere de un trabajo de preparación de estado mental y físico mayor. El estudiante puede ser consciente de cualquier oscuridad que haya estado reprimiendo en su interior o falsas percepciones que han estado sosteniendo como verdades en su vida. La experiencia con Psilocybin Cubensis en su buen uso, ofrece una gran transformación sobre el sentido de entendimiento y apreciación por la experiencia de estar vivos. Este “viaje” tiene la capacidad de limpiarnos de la negatividad del pasado y de las ansias por el futuro, permitiendo una mirada al infinito “ahora“, entrando en la conciencia del tiempo presente.

Una intensa experiencia espiritual.

Ayahuasca, es un brebaje shamánico elaborado por medio de una combinación de varias plantas. Se realiza una decocción cuyo componente principal es la liana Banisteriopsis caapi, cuya propiedad es un contenido de inhibidores de la monoaminooxidasa. Al mezclarlos con las hojas del arbusto del género Psychotria, por su contenido de dimetiltriptamina (DMT). El preparado puede variar según el lugar geográfico del Shamán y del resultado que este guía espiritual determine óptimo para el estudiante. El uso de Ayahuasca como planta maestra requiere un ritual; la duración en la que el estudiante está absolutamente inmerso en el plano astral además de los malestares que produce el preparado en el estómago incitarán al vómito, hacen necesaria la participación del Shamán, y por supuesto un ambiente favorable a la experiencia. El “viaje” de Ayahuasca puede durar varias horas, partiendo lentamente los efectos son progresivos en donde uno ascenderá y descenderá a través de las dimensiones de conciencia y esto puede durar de 10 a 12 horas. Ayahuasca es recomendado solo para los psiconautas más avanzados.

La Mescalina es una legendaria planta maestra utilizada por lo nativos de Norte América en rituales shamánicos. Recomendado solo para los más experimentados y confiados estudiantes, esta planta induce a estados similares de los hongos mágicos o la ayahuasca en donde la unidad de todas las cosas y la conciencia universal se revela ante uno. Para muchos psiconautas su sentido de empatía se aumentará en donde el significado de todos los seres y objetos se hará aparentes. La mescalina se puede encontrar en el Peyote y el cáctus de San Pedro. El sabor de la mescalina es extremadamente amargo, lo que provocará en el estudiante la inducción de vómitos a través de la experiencia para lograr una limpieza espiritual.

El estudiante de la Tierra, debe prepararse adecuadamente para entrar en las dimensiones elevadas que las plantas maestras nos enseñan, pero solo si buscan en ellas su sabiduría. Lo ideal es acceder a estos reinos absolutamente vulnerable, con los sentidos y la conciencia abierta. Los que busquen otros motivos para experimentar con plantas maestras, solo sentirán confusión y desconfiguración mental.

Terrence Mackenna ha indicado que para meditar con Cannabis es necesario un uso dedicado a este propósito.

El camino espiritual más seguro y de mayor trabajo es por medio de la meditación. Disciplinas como el Yoga, meditación trascendental, artes marciales chinas o prácticas similares, en sus fundamentos, ofrecen la unión de cuerpo y mente que permiten acceder a estados elevados de conciencia sin mediar uso de ningún otro mecanismo más que la respiración, pero es un trabajo constante y que dura toda la vida, aunque a diferencia de las enseñanzas de las plantas sagradas, sus efectos son permanentes.

Espero que hayan disfrutado el artículo y que se preparen muy bien para el viaje que deseen emprender, Námaste y nos vemos al otro lado.

Que opinas?