Considerado como “el auto más ecológico del mundo” el Kestrel EV está construido principalmente de cáñamo. De mano de los canadienses de la empresa Motive Industries Inc nace este genial auto que una vez más nos demuestra las posibilidades que ofrece el cáñamo dentro de las industrias nacionales.

Afortunadamente en Canadá la producción de cáñamo con fines industriales y que beneficie el medio ambiente está permitida, aunque hay ciertos problemas con el tema en el país del norte que se deben afinar.

El precio será accesible y tiene un tamaño para cuatro pasajeros.

El Kestrel alcanza una velocidad máxima de 90 km/h y ofrece una autonomía de unos 160 kilómetros. Se mueve gracias a un motor eléctrico, y pesa poco más de una tonelada.

Lo materiales de cáñamo son muy resistentes.

El cáñamo es un material que presenta grandes ventajas: soporta mejor que el acero los choques, ya que es más elástico, y tiene similares propiedades mecánicas al vidrio, siendo más ligero, es por esto que la carrocería del Kestrel está fabricada completamente de cáñamo. De esta manera el auto pesa menos que uno convencional, y por ello utiliza menos combustible y produce menos contaminación.

Las fabulosas propiedades del cáñamo no son algo nuevo, de hecho ya en 1941 Henry Ford había elaborado un automóvil a partir del tallo de la Ganjah e incluso se había pensado en crear un biocombustible a partir del cáñamo.

El cáñamo tiene un potencial tan grande que puede cambiar el modelo completo de las industrias de los países que sean lo suficientemente visionarios como para permitir su producción a gran escala.

Ya existen autos solares, eléctricos, a hidrógeno y las tecnologías asociadas que permitirían que viajemos sobre ruedas sin  sin dañar al medio ambiente, pero parece que el sistema financiero debe acomodarse a las nuevas generaciones que buscan vivir en equilibrio con la Tierra. Cuando estas propuestas no son consideradas como “un buen negocio” debemos hacer un mayor esfuerzo para que vean la luz, porque es una evolución necesaria que hay que adoptar para comenzar a disfrutar de este mundo libremente. Los prototipos del Kestrel están listos para su producción masiva, pero por alguna razón su desarrollo se ha visto bloqueado, desde su aparición en 2010. Aún queda para que logremos ver estos nuevos vehículos en las calles de Latinoamércia.

Que opinas?